Form Factor, relatando a partir de la forma (notas de producción)

Juan Diego Rodríguez & Ana M. Pérez-Guerrero

Desde el estreno de Form Factor hace dos semanas hemos venido contándote datos sobre la creación de la serie. En esta ocasión comentamos algunos aspectos de la producción.

Como ya sabes, la serie consiste en un encuadre que muchas veces se trata de un plano cenital, un solo objeto que lleva la forma protagonista de la temporada (cuadrado, triángulo o círculo), y en el que solo se ve la interacción de una o varias personas con dicho objeto, el cual se convierte en el “eje” del encuadre.


Un momento de la producción

Si bien, la referencia inmediata para pensar en el concepto de la serie fueron las malteadas cuadradas de Sonic, el proceso creativo y de producción tuvo como punto de partida, “el estudio del engagement propio de Instagram, ya que era preciso conocer cómo se relacionaban los usuarios con esta red y de ahí tener elementos para tener en cuenta en la creación de las historias”, según Carlos Andrés Reyes, director y profesor líder del proyecto. Un aspecto en el que, según el mismo Reyes comenta, “los estudiantes fueron protagonistas, pues todos eran usuarios y conocedores empíricos de esta red. La usaban en su día a día. De ahí que el proceso se centrara en el cómo lucía un capítulo que al mismo tiempo era una imagen cuadrada fija a la que se le daba play. De hecho, varias de las ideas surgieron haciendo un diagrama de un cuadro con un dibujo al que se le encontraba una historia, al tiempo que esto suponía, en el momento de la escritura, un cuidado riguroso de la escritura audiovisual, buscando ser lo más precisos posible en la descripción de las acciones, a fin de que los rodajes fueran mucho más sencillos y rápidos.

 

Carlos Reyes con el equipo de Form Factor

No obstante, esto no significó que la realización de Form Factor fuera un auténtico desafío para el grupo de Sigla y 9 Bandas, pues se debía diseñar un estilo de producción muy ágil y barato, que como es usual, se planeó cuidadosamente en la fase de pre-producción. Para Nicole Guerrero, directora de fotografía y asistente de dirección de la serie, desde sus cargoslo más difícil, fue el reto de realizar un rodaje en un corto periodo de tiempo, ya que esto condiciona todos los procesos de realización, por ejemplo, desde la escritura de guion en donde la historia puede cambiar de acuerdo a las condiciones en que estemos el día del rodaje. La preparación de la puesta en escena es también un factor que dio lugar para un reto más que era mantener la forma dentro de plano, lo cual a su vez demandaba de algo más de tiempo al comienzo de los rodajes de cada cineminuto ya que se tenía que establecer el emplazamiento en cenital acorde al tamaño del objeto que teníamos. Para la grabación dentro de las márgenes cuadradas utilizamos una plantilla en acetato sobre el visor de la cámara para enmarcar el objeto, al tiempo que debíamos ajustarnos en tiempos a la luz del día, ya que uno de los propósitos era evitar un poco los ajetreos de montaje de equipos”. Finalmente, toda esta preparación del equipo consiguió que se lograran rodajes eficientes, llegando al punto en el que se realizaron cinco filminutos en un día.

Asimismo, el proceso de producción de Form Factor, permitió al equipo explorar las historias y las figuras geométricas que configuran el concepto de la serie. Como Reyes apunta, “en el rodaje, al lograr el encuadre pasaban cosas como que se encontraba un modo aún más simple o compacto de contar la historia”, de modo que en ese momento lograban llevar al episodio a un nivel superior al previsto, contribuyendo a una mejor comprensión, por parte de los estudiantes, de lo que es realmente un proceso creativo en audiovisual que contribuya a una narración eficaz, al tiempo que podían profundizar en el objetivo indagatorio del proyecto, es decir, “supeditar la narración al encuadre”.

Un momento del rodaje

Por último, la fase de postproducción se planteó desde un modelo ágil, que no pasara las tres horas. Por cada cortometraje se hizo un diseño sonoro específico para que tanto en video y en audio ofrecieran una estética cuidada, para mantener los estándares visuales de la red social y de lo que debe ser un buen producto audiovisual.


El equipo

Síguenos por Instagram y cuéntanos tu opinión

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.