Microformatos audiovisuales para Instragram, la creatividad sin límites (I)

Ana M. Pérez-Guerrero

Hoy se estrena Form Factor, la serie geométrica para Instagram. Se trata de un proyecto innovador, aunque no es la primera producción serial para esta red social y aplicación. En esta entrada, te contamos algunos de los proyectos que nos han precedido a nivel mundial.

Instagram nace en 2010 como una aplicación para móviles y como una red social de gran popularidad por tratarse de una plataforma altamente visual. Sus posibilidades en el terreno fotográfico, como los filtros y un diseño muy limpio, que permite ver las publicaciones en un golpe de vista han conquistado al público general y a los creadores audiovisuales en particular. En este sentido, una de sus innovaciones más exitosas es la posibilidad, desde 2013, de subir vídeos de una breve duración, lo que ha servido para que estos profesionales trasladen las ya conocidas webseries a Instagram, adaptándose a las posibilidades creativas que la red social permite, como su formato 1:1 y su capacidad de reproducir vídeos de hasta un minuto de duración. Una extensión que no siempre fue tan extensa…

Las primeras webseries diseñadas para Instagram debieron ceñirse a episodios de quince segundos, como es el caso de Artistically Challenged (Aleks Acabascio, Jeremy Boros y Samuel Delmara, 2014), Cambio de estatus (Microproducciones, 2014) o ShieldFive (Anthony Wilcox, 2016). La primera, es una comedia estadounidense, multipremiada en festivales del sector, como Raindance Web o Miami Web Fest. Trata la historia de Nick, un joven que, en su lucha para hacerse un nombre en el mundo artístico roba una obra para conseguirlo. La serie fue rodada con una cámara Canon5D, por un equipo de veinticinco graduados de NYU, en veinte localizaciones de la Gran Manzana. La producción consta de ocho minutos repartidos en treinta y dos capítulos.

Fuente: https://imdb.to/2UbDqFf

La segunda, es una producción mexicana que aborda una situación habitual en nuestros días, gracias a las redes sociales: hacer pública una relación sentimental. Así, Gino y Paloma, protagonistas de la historia, están saliendo, ella quiere que él haga público este cambio de estatus en sus perfiles, pero Gino intenta evitar lo que llama un harakiri…

Y la tercera producción proviene de Europa, ShieldFive es un thriller ambientado en Londres, que cuenta la historia de un escolta que es acusado injustamente de robo y asesinato, por lo que se ve determinado a probar su inocencia, aunque para ello deba convertirse en un prófugo de la justicia. Aunque la premisa parece convencional, tiene a su favor un elenco de actores reconocido, encabezado por actor inglés, Christian Cook, y por su aprovechamiento de la red social para narrar la historia, apelando no solo al vídeo, sino también, a la publicación de fotos y gráficos en el sitio de la serie en la misma red social, para ayudar al espectador a desentrañar el misterio de la trama.

Tras mejoras en Instagram, llegaron las series web de sesenta segundos de duración, lo que ha presentado más posibilidades y retos a los creativos, tanto profesionales como estudiantes, que han seguido aprovechando las herramientas de la red social para narrar. En el primer caso, podemos citar la serie australiana, The Out There (Hannah Lehmann, 2017), una fantasía con tintes de misterio, ambientada entre el purgatorio y la tierra, cuyos personajes principales son un buscador de almas milenario y un fantasma amnésico.

El éxito de esta serie, reconocida en festivales del ramo, la ha llevado a una segunda temporada. Hay que destacar de esta serie sus estándares de producción, en el marco de la austeridad, en el que la planificación y el guion han sido claves, como indica la directora de la serie, Mohini Herse a Liz Nor, de Non Film School, “el tiempo de pantalla significó que cada segundo que mostramos tenía que impulsar la historia. Como resultado, casi todos los episodios de la segunda temporada fueron incluidos en un guion gráfico con un desglose tonal de acompañamiento”.

Fuente: https://imdb.to/2T86IUS

Aun con sus límites de tiempo y formato, Instagram es una fuente de posibilidades creativas, ideal para que los jóvenes cineastas experimenten y den a conocer su trabajo. Algo que Felipe Morales y Violeta Marín demostraron al crear la primera serie para esta red social de Chile, Víctimas (2017). Un drama que aborda un tema de total actualidad: el acoso sexual, y el cual ha tenido un gran éxito en su país.

Fuente: https://bit.ly/2FRHnL7

Este año, los estudiantes Sigla, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Sabana, Colombia, les han seguido a la saga con el lanzamiento, hoy 22 de enero de 2019, de Form Factor, la serie geométrica para Instagram. Una producción que explora las posibilidades de la red social en términos estéticos y narrativos. Esperamos que nos sigas y nos dejes tus comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.